Síndrome límite: qué es, cómo afrontarlo, causas, síntomas y tratamientos

Para comprender qué es el trastorno límite de la personalidad (TLP), es importante saber cómo se relaciona la personalidad con este tipo de trastorno psicológico.

La personalidad está influenciada por una serie de factores que pueden ser innatos, relacionados con el temperamento de una persona, o adquiridos, relacionados con el condicionamiento externo.

Estos factores contribuirán a establecer el patrón de comportamiento de la persona, determinando su forma de pensar, percibir, actuar, sentir y relacionarse.

Cuando la personalidad sufre el efecto de un trastorno, como el Borderline, el individuo se deteriora en su expresión con el mundo externo y su personalidad se deforma, dificultando que se proyecte en medio del cual es parte; interactuar y relacionarse con otras personas y adaptarse a diferentes situaciones de la vida cotidiana.

Trastorno límite de la personalidad: el TLP o trastorno de la personalidad emocionalmente inestable es un patrón de comportamiento caracterizado por impulsividad emocional, inestabilidad afectiva, relaciones personales problemáticas y una imagen negativa de sí mismo, que a menudo genera reacciones inoportunas y desproporcionadas en las relaciones personales.

Para comprender mejor esta psicopatía, se explicarán los diversos aspectos de este trastorno psicológico. Vea abajo:

Qué es

El síndrome límite o el trastorno límite o límite de la personalidad es un trastorno mental que se caracteriza por inestabilidad emocional, cambios de humor, comportamiento impulsivo e inconstante, baja autoestima y distorsión de la imagen de uno mismo.

Este trastorno se manifiesta más en las mujeres.

Una persona puede desarrollar el síndrome límite en cualquier etapa de su vida, solo tiene una propensión y un desencadenante emocional para ello.

A continuación se enumeran algunos factores que contribuyen a la manifestación de este trastorno.

Causas

Este trastorno de personalidad puede ser causado por:

  • predisposición genética, es decir, si un miembro de la familia tiene este trastorno, existe la probabilidad de que un familiar cercano desarrolle este trastorno.
  • Las experiencias traumáticas en la infancia o en otra etapa de la vida pueden desencadenar este síndrome, dependiendo de la sensibilidad y predisposición mental y emocional de la persona.
  • Separaciones abruptas de los seres queridos, ya sea por ruptura emocional o muerte, lo que provocó mucho dolor y sufrimiento a la persona.
  • Bullying o abuso psicológico o sexual, en algún momento de la existencia del individuo
  • Vivir situaciones de terror y pánico, que dejaron huellas emocionales muy fuertes y profundas.
  • Los problemas neurológicos, como la disfunción cerebral en partes del cerebro que están relacionadas con las emociones, pueden hacer que se desarrolle este trastorno.

En resumen, factores genéticos, neurológicos, físicos, ambientales, familiares y sociales pueden ser causantes del desarrollo de este trastorno.

Síntomas

Los síntomas en general de esta psicopatía son:

  • inestabilidad emocional
  • conflicto interno
  • sensación de vacío y falta de propósito (inutilidad)
  • inseguridad extrema
  • impulsividad exacerbada
  • relaciones afectivas y sociales problemáticas
  • episodios de rabia
  • acciones exageradas compulsivas e impulsivas
  • depresión y ansiedad frecuentes
  • en casos extremos y no tratados, pueden ocurrir automutilaciones, episodios psicóticos, uso de drogas, pensamientos y acciones suicidas.

Comportamiento

  • Miedo al abandono, al rechazo y a la soledad
  • Relaciones conflictivas y difíciles con familiares, amigos y compañeros de trabajo.
  • Reacciones intempestivas de quienes padecen este trastorno, cuando las personas no responden a sus sentimientos y expectativas, viviendo extremos, del amor al odio
  • Baja autoestima y complejo de inferioridad.
  • Comportamientos destructivos y de autosabotaje, tales como: sexo promiscuo, abuso de alcohol y drogas y actitudes violentas, incluso contra ella misma.
  • En situaciones graves, reacciones psicóticas extremas, como la automutilación y el suicidio.
  • Estado de ánimo oscilante, pasando de un extremo al otro: de la risa al llanto
  • Alta sensibilidad al rechazo y el apego excesivo y la dependencia emocional.
  • Dificultades para controlar la ira.
  • pensamientos paranoicos
  • irritación y angustia frecuentes
  • Dependencia afectiva que genera muchos problemas en las relaciones

Cómo tratar

síndrome límite

Para hacer frente a esta enfermedad, la persona en primer lugar debe aceptar que tiene el problema y reconocer cómo se manifiesta, en segundo lugar, buscar conocer más sobre este trastorno y buscar el consejo de un especialista.

Es posible que solo se resuelva la terapia con un psicólogo o, dependiendo de la gravedad, puede ser necesario un tratamiento con medicamentos.

Todo ello con el fin de ayudar al individuo a afrontar el control de sus emociones negativas y saber afrontar momentos de desequilibrio emocional.

Otros aspectos y cuidados que contribuirán mucho a la mejora de quienes tienen Borderline son los siguientes:

  • Tenga una dieta y hábitos saludables: hay alimentos que son verdaderos remedios naturales y ayudan a mejorar el estado de ánimo, las funciones cerebrales y el sistema nervioso. Una dieta con verduras, cereales, frutas; Mantener el cuerpo bien hidratado, beber agua y tomar el sol durante el día, puede ser muy bueno para quienes buscan mejorar su situación límite.
  • Duerme las horas necesarias: para el resto de la mente y el cuerpo, ayuda a no agravar los síntomas limítrofes
  • Practica actividades físicas y / o relajantes: ayuda a reducir la tensión emocional y el estrés
  • Acéptese y tenga una visión más objetiva de la realidad: ayuda a deshacerse de la culpa y la presión interna
  • Busca motivación en las pequeñas cosas.: entendiendo cada momento, la vida tiene lugar en cada uno de nosotros, y cuanto más completos estemos en cada momento, menos se enredará nuestra mente en preocupaciones
  • Interactuar con personas positivas: que puede ayudar a ver otros ángulos de la vida, de manera más optimista
  • Busca conocerte a ti mismo: aceptar tus propias debilidades y descubrir e invertir en tu potencial
  • Situaciones de vida que aportan bienestar: Vaya a lugares que transmitan paz, equilibrio y comodidad.
  • Haciendo cosas nuevas que te hagan bien: trae motivación y ganas de vivir
  • Tener contacto con la naturaleza, observar y convivir con los animales.: son actitudes inspiradoras y alentadoras, ¡que son buenas para el alma!
  • no tomar la vida demasiado en serio: y deja de tomar todo lo que pasa personalmente
  • No cree expectativas que sean mayores de lo que las personas y situaciones pueden ofrecer.: no generar frustración y desilusión
  • amate a ti mismo y acéptate a ti mismo: comprender que es la vida en acción
  • deja de juzgarte a ti mismo: Sé más flexible contigo mismo y con todo, porque todo pasa y está en constante cambio.
  • Abandona los hábitos negativos: que dañan y se estancan, y deshacerse de los pesos del condicionamiento que ya no sirven
  • Descubra actividades que sean buenas para usted y que le brinden satisfacción: puede ser viajar, arte, leer, escribir, plantar, cuidar animales, bailar, hacer yoga, meditación u otros.

Tratos

El síndrome límite requiere que cualquier persona que tenga este problema aprenda a reconocer su manifestación para saber cómo lidiar con este trastorno psicológico. Para ello es necesario buscar la ayuda de un profesional, como un psicólogo o psiquiatra, quien realizará una valoración completa con el fin de tener un diagnóstico más certero para prescribir el tratamiento adecuado.

Para realizar el diagnóstico, el especialista realizará una entrevista con el paciente y un reconocimiento médico integral. El análisis clínico es para verificar otras posibles enfermedades y trastornos.

Con un tratamiento adecuado, quienes padecen este trastorno pueden tener una buena calidad de vida.

En situaciones críticas es necesario utilizar medicamentos antidepresivos, estabilizadores del estado de ánimo y tranquilizantes indicados por un psiquiatra.

El tratamiento implica la participación de los familiares que conviven con el paciente y que, también, necesitarán apoyo, orientación y apoyo psicológico, para saber cómo afrontar el problema, que acaba afectando su vida y sus emociones.

Existen varias alternativas de tratamiento para el trastorno límite, como:

  • Psicoterapia: este tratamiento tiene como objetivo el seguimiento psicológico del paciente, por parte de un psicoterapeuta en sesiones individuales o grupales, con el fin de brindar apoyo psicológico y emocional, con terapia de conversación para que la persona pueda afrontar mejor la enfermedad
  • Terapia de conducta cognitiva: este tipo de apoyo ayuda a quienes padecen este trastorno a identificar creencias negativas y conductas destructivas, desarrollando la percepción de cómo este trastorno afecta su calidad de vida y, por tanto, pudiendo controlar mejor sus impulsos y emociones.
  • Terapia conductual dialéctica: en este tratamiento, el psicólogo busca desarrollar en el paciente la atención plena, enseñándole a lidiar con las emociones intensas, con el fin de ayudarlo a reducir las conductas autodestructivas y mejorar la calidad de sus relaciones.
  • terapia de esquema: este tratamiento se basa en la idea de que el Síndrome Límite es causado por la imagen distorsionada de sí mismo que el paciente probablemente adquirió en experiencias negativas y traumáticas de la infancia, afectando su forma de interactuar con el entorno, con las personas y afrontar los problemas cotidianos.
  • terapia familiar: Para la familia de una persona con Límite, a menudo es difícil entender y lidiar con este problema tan desafiante, debido a sus cambios de humor y reacciones de desequilibrio emocional. En ciertos casos, es necesario el apoyo psicológico de la familia del paciente.
  • Medicamentos: Se debe evitar el tratamiento farmacológico en los casos primarios, en los que la enfermedad es más fácil de tratar, ya que existen alternativas a varios tipos de terapias psicológicas. En situaciones en las que la enfermedad se vuelve incontrolable para el paciente, el tratamiento implica medicamentos recetados por un psiquiatra y, en casos aún más extremos, hospitalización. El tratamiento con medicamentos, por efectos secundarios, requiere precaución, control y cuidado, con seguimiento por parte del psiquiatra y otros profesionales de la salud.

Vídeo explicativo sobre el síndrome límite

En este video, del canal Psychic Minutes, se realizan varias aclaraciones sobre aspectos de este trastorno mental, que perjudica la estabilidad emocional y la vida afectiva de los afectados por esta psicopatía.

Cómo ayudar a una persona con Borderline

Si conoces a alguien cercano o cercano a ti con este problema, es importante animarlo a que se trate a sí mismo, buscando la ayuda de un especialista.

Para ayudar a un amigo o familiar con el apoyo emocional y afectivo, es necesario comprender cómo se manifiesta esta enfermedad, saber cómo tratar a quienes padecen este problema, por lo que investigar, leer y conocer más sobre el tema puede ayudar en esto. respecto.

Las personas muy cercanas a las personas que padecen este trastorno también pueden buscar la ayuda de un psicólogo para comprender cómo se sienten las personas que viven con este problema y saber cómo tratar con esta persona.

En caso de presenciar una crisis o un estallido emocional grave de alguien con Borderline, de quien sea amigo o con quien esté familiarizado, mantenga la calma, busque y busque orientación y ayuda médica para ayudar a esa persona.

La mayor causa de este síndrome y otros es la dificultad de la persona para acceder al amor que existe en ella, debido a las creencias y reacciones negativas que desarrolló ante experiencias difíciles.

La cura para este y otros males es vivir y liberar el Amor, si es que lo hay, en esencia.