Picazón durante el embarazo: descubra lo que puede significar este síntoma

El embarazo está lleno de peculiaridades. Además de los síntomas con los que las mujeres deben lidiar, como náuseas, dolor y aumento del apetito, hay una serie de enfermedades que pueden manifestarse en esta etapa.

Este es el caso de la colestasis gestacional. A pesar de su nombre complicado, este trastorno no es más que un problema que surge en el hígado y provoca un picor intenso. Si manifiesta este síntoma, es importante que la gestante acuda al médico, ya que la colestasis puede provocar complicaciones, incluso para el bebé.

Consulte a continuación para obtener más información sobre la enfermedad, sus principales síntomas y cómo se trata.

¿Qué es la colestasis gestacional?

La colestasis gestacional es todavía una enfermedad poco conocida por los médicos, pero se sabe que ocurre como resultado de una acumulación de sales biliares en el cuerpo.

La bilis es un líquido producido por el hígado para ayudar a la digestión. Sin embargo, este material puede terminar en la sangre durante el embarazo, provocando un intenso picor.

Se estima que entre el 0,1 y el 2% de las mujeres embarazadas tienen el problema. Una de las explicaciones es el factor genético, así como el aumento de los niveles de estrógenos, que pueden ser los responsables de desencadenar la enfermedad.

Las embarazadas de mellizos, las mujeres que se someten a una fecundación in vitro o las que tienen más de 35 años forman parte de la grupo de riesgoO.

Síntomas

El síntoma principal de la colestasis gestacional es una picazón intensa.

por lo general ella comienza en el tercer trimestre del embarazo, afectando principalmente a la Palmas y plantas. Posteriormente, la picazón se extiende por todo el cuerpo y empeora por la noche.

Es común que las mujeres con colestasis tengan episodios de insomnio, además de cansancio y malestar, precisamente porque se rascan todo el tiempo.

También pueden aparecer orina oscura y heces pálidas y piel amarillenta, pero son menos comunes.

¿Es malo para el bebé?

La colestasis generalmente desaparece después del parto sin causar mayores consecuencias. Sin embargo, es importante vigilar al bebé y, en algunas situaciones, incluso anticipar el parto, para evitar complicaciones.

Uno de los daños que la enfermedad puede ocasionar al bebé es la posibilidad de nacimiento prematuro. Se estima que 1 de cada 10 mujeres embarazadas con el problema dan a luz antes de las 37 semanas.

Todavía hay un riesgo mayor que el bebé ha nacido muerto, ya que el exceso de sales biliares puede dañar la placenta y, en consecuencia, el suministro de oxígeno del bebé. Esta situación puede llevar al feto a la muerte, por lo que es fundamental que la embarazada busque ayuda, en caso de que sienta este picor incontrolable.

Cómo tratar la picazón

Si la mujer embarazada tiene sospechas, debe llevar este problema a un médico de confianza. Ordenará un análisis de sangre para comprobar qué tan bien está funcionando su hígado. También controlará al bebé para asegurarse de que el embarazo se desarrolle bien.

Una vez diagnosticada la enfermedad, el tratamiento consiste en administrar antihistamínicos para controlar el picor, y también un medicamento llamado ácido ursodesoxicólico, considerado por los especialistas como uno de los más eficaces para normalizar las sales biliares, que causan los síntomas.

El médico también puede recomendar que el parto se adelante a la semana 37 o 38.

Es fundamental que la embarazada se someta a cuidados prenatales correctamente para evitar más complicaciones. Sin embargo, cuando se realiza un seguimiento, la enfermedad no causa problemas importantes.

Lea mas:

¿POR QUÉ PICAMOS? ¿QUÉ SIGNIFICA ESO?

Picazón – ¿CUÁNDO DEBERÍA PREOCUPARSE?

PROBLEMAS HEPÁTICOS: 17 SEÑALES QUE NO DEBEMOS IGNORAR