Magnesio: cuando es deficiente, ¿qué le sucede a nuestro cuerpo?

Todo el cuerpo humano depende del magnesio.. Éste el elemento es esencial para el buen funcionamiento de la sistemas nervioso, cardiovascular, muscular, óseo, digestivo y respiratorio, para las funciones orgánicas de absorción y mineralización, para los procesos enzimáticos. Entonces, cuando falta, sucede …

La importancia del magnesio en la alimentación humana se conoce desde, en 1932, un estudio de agricultores egipcios cuyas dietas contenían entre 1500 a 1800 mg de magnesio por día, demostró que esta era la causa de la salud que disfrutaban, incluso en la vejez.

Es la investigación del profesor P. Schrumpf-Pierrone, publicada en el Bulletin of L’Institut D’Egypte (Vol. XIV, 15 de febrero de 1932).

Otros artículos científicos los puedes encontrar aquí. En el caso de Egipto, donde abundan las rocas de magnesio que enriquecen los suelos con este mineral, la tasa de incidencia de cáncer en la población es diez veces menor que la observada en Europa, por ejemplo, y, en el caso específico del cáncer de estómago, hasta a 50 veces más pequeño.

¿Dónde hay magnesio en la naturaleza?

El magnesio es un mineral que, si es abundante en los suelos agrícolas, también se encontrará en los alimentos que se producen en ellos y, por otro lado, su falta de suelo es lo que provoca las bajas tasas actuales de este mineral esencial en el cuerpo humano. Otro factor de reducción de magnesio disponible para el consumo humano es el industrializacion alimentaria y especialmente el de la sal.

La sal, ya sea marina o de piedra, contiene magnesio. Sin embargo, el magnesio es higroscópico, es decir, absorbe agua, lo que no se considera interesante para la sal de mesa ya que se pega al salero. Hoy en día, Toda la sal industrializada que consumimos se libera del magnesio, por lo que no se humedece. Ultrafino, molido y pobre. Vea qué terrible pérdida para nuestra salud.

¿Qué le sucede a nuestro cuerpo cuando el nivel de magnesio es bajo?

Ellos son 300 (trescientos) procesos enzimáticos donde entra el magnesio, al igual que en presencia de magnesio se produce la generación de los estímulos eléctricos necesarios para el buen funcionamiento de las células cardíacas, musculares y nerviosas. Cuando este mineral esencial falta, o está por debajo de las expectativas, estos procesos se vuelven deficientes, provocando varios malestares.

El cuerpo humano contiene aproximadamente 25 g de magnesio, principalmente en huesos (dientes), músculos, cerebro, hígado, riñones y testículos. Si su dieta es baja en magnesio, o si tiene problemas para absorber este mineral, entonces su organismo entrará en déficit y comenzará a retirar, de donde tiene, el elemento, lo que provocará diversas enfermedades. También es la presencia de magnesio que promueve la equilibrio mineral en los órganos, a buena absorción de otros nutrientes minerales esenciales como Fe, Ca, Zn.

La falta de magnesio en el cuerpo humano puede provocar:

Inquietud, anemia, anorexia, ansiedad, manos y pies fríos, alteración de la presión arterial (tanto con hipertensión como con hipotensión), insomnio, irritabilidad, náuseas, debilidad muscular y temblores, nerviosismo, desorientación, alucinaciones, cálculos renales y taquicardia. Esencial para la correcta fijación del calcio en el organismo; la deficiencia de magnesio puede causar endurecimiento de las arterias y calcificación de cartílagos, articulaciones y válvulas cardíacas; descalcificación ósea (osteoporosis).

Su exceso también puede ocasionar problemas como:

Enrojecimiento facial, hipotensión, debilidad muscular, náuseas, insuficiencia respiratoria, sequedad de boca y sed crónica.

Los alimentos ricos en magnesio son:

magnesio 2

vegetales de hoja verde, como la lechuga, la espinaca, la col rizada y todo lo que se pueda imaginar, cuanto más oscuro mejor, este mineral forma el núcleo alrededor del cual se forma la clorofila; es tan importante para los animales, y para nosotros entre ellos, como para la salud de plantas. Para un mejor uso, las verduras de hoja se deben comer crudas.

Cuando se cocinan, estos pueden perder hasta un 70% del magnesio presente en sus células. Otros alimentos ricos en magnesio son las legumbres, los cereales (frijoles, lentejas, garbanzos y similares) o chocolate, algas y cereales integrales de agricultura ecológica (Esta advertencia es necesaria porque, en la agricultura convencional, el magnesio no se mantiene).

Si sospecha que padece deficiencia de magnesio, hipomagnesemia, que es cuando nuestra sangre tiene menos de 00,75 mmol / L de este elemento, si padece dolor muscular constante u otros efectos combinados de los enumerados anteriormente, consulte a un médico y proponga terapia de magnesio (Se puede tomar, o pasar al organismo, “agua de magnesio”, que es cloruro de magnesio diluido en agua, o cápsulas de Mg, además de favorecer los alimentos ricos en el mineral).

También es recomendable bañarse con sal de Epsom, que es sulfato de magnesio – un puñado de sal en la bañera, 20 minutos de remojo y te sentirás mucho mejor).

Especialmente indicado para ti:

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE COMER ALIMENTOS QUE CONTENGAN MAGNESIO?

CHOCOLATE AMARGO Y MAGNESIO: UNA AYUDA CONTRA EL C NCER DE P NCREAS

Fuente: Tutta salute