Madre soltera → El dolor y el placer de ser lo que eres

¿Cómo es criar a un niño solo? Todos ciertamente están de acuerdo en que lo fácil no lo es. Los conocidos popularmente como madres solteras”expresión errónea, considerando que una madre no es un estado civil, se enfrentan a una serie de desafíos a diario para cumplir con la responsabilidad de cuidar y educar a otro ser humano.

Pero lo que una vez fue una excepción ahora es cada vez más común. Cabe recordar que la tasa de divorcios en Brasil ha crecido más del 160% en diez años, según el IBGE. Por no hablar de las mujeres viudas y las que no están casadas. Todas ellas son madres solas, la mayoría de las veces, considerando que, culturalmente, la tarea de criar a los hijos todavía se ve como una responsabilidad de las mujeres.

Sin embargo, como todo en la vida, esta historia también tiene dos caras.. Asumir la responsabilidad de cuidar y educar a un niño puede ser muy difícil para ti, pero también muy enriquecedor. Hay mucho dolor involucrado, pero también mucha felicidad. Todo dependerá, como siempre, del punto de vista de cada uno, de cómo reaccionará ante las circunstancias que la vida le imponga.

Por eso enumeramos cinco cosas negativas y cinco cosas positivas. que enfrentan las madres “solteras”, a partir de la experiencia de quienes lo viven a diario.

La desventaja de ser una madre “soltera”

niño madre soltera

Se enfrentan al prejuicio

Si. El prejuicio sigue siendo muy común, ya que está arraigado culturalmente en la mentalidad de la mayoría de las personas. Las madres que crían solas a sus hijos son vistas de forma peyorativa en el siglo XXI, como si todas fueran “víctimas” o “culpables”. Sin embargo, las situaciones de la vida no definen el carácter de una persona. Todo el mundo lo sabe, pero aún persisten los prejuicios, y ellas, las madres “solteras”, son de las que más reciben este tipo de juicios.

Se enfrentan a la estigmatización en todas partes, incluso en la línea de autobús. Se sigue considerando que una mujer que cuida sola a un niño ha cometido una especie de “crimen”, y no alguien que simplemente asume su parte de responsabilidad. Y más: los niños no son una “consecuencia” negativa de una relación que no funcionó., los niños son seres humanos, niños llenos de amor y alegría, que pueden – y siempre cambiar – la vida de quienes los rodean. Pregúntele a cualquier madre si se arrepiente de haber tenido un hijo, la respuesta ciertamente será no, obviamente.

Tienen que hacer todo solos

La rutina de una madre “soltera” está diseñada enteramente en términos del niño. Puede responder: Sí, pero la de todas las madres lo es. resulta que las madres solteras no tienen ayuda, por ejemplo, para ducharse o comer tranquilamente. Los niños son seres hermosos, pero exigen todo el tiempo de sus cuidadores. Ahora imagina tener que atender todas las necesidades de un niño, desde hábitos de higiene hasta enseñanzas morales, veinticuatro al día, sin ninguna ayuda. Encantado de conocerte, esta es la vida de una madre “soltera”.

Rara vez reciben ayuda significativa y, cuando la obtienen, es solo por momentos ocasionales, como salir a arreglar algo. En la inmensa mayoría de las veces, es toda su responsabilidad. para manejar todo. Y eso puede resultar bastante agotador. Más aún cuando ni siquiera pueden encontrar tiempo para ellos mismos.

No tienen mucho tiempo para ellos mismos

Además de cuidar a sus hijos, las madres que crían a sus hijos solas sufren para limpiar un poco de tiempo para hacer cosas triviales como cuidarse las uñas, leer un libro o dormir hasta más tarde el domingo. Cuando hay un compañero en el camino de la crianza de los hijos, es más fácil para la mujer, por ejemplo, tomarse un tiempo para sí misma (no siempre, muchos matrimonios siguen siendo desiguales en la división de las tareas maternas y paternas).

Sin embargo, el respeto por la individualidad y el autocuidado son componentes esenciales para una buena autoestima. No es de extrañar que a menudo las mujeres que hacen todo solas por sus hijos terminen sentirse abrumado y disminuido, precisamente para estos componentes mencionados hasta ahora.

Tienen que ayudar al niño a sobrellevar la ausencia del padre.

Todo niño necesita figuras paternas y madres, ¿verdad? Esto no quiere decir que tenga que ser un padre y una madre, pueden ser dos padres, dos madres, una madre soltera, un padre soltero. Sin embargo, el niño necesita encontrar figuras que representen estos dos polos: el rol paterno suele ser el protector, racional que incita a asumir riesgos, y el rol materno, que ayuda al niño a experimentar afecto en su vida, ofreciendo amor, cuidado y celo. Ambos son importantes. Sin embargo, muchas veces, las madres que crían a sus hijos solas no siempre pueden hacer ambas cosas. En este sentido, el niño puede crecer sin este “padre” simbólico.

Además, la ausencia real del padre biológico siempre será parte de la historia. Esto significa que la madre necesitará saber elaborar, junto con el niño, esta “falta“. Eventos escolares, fechas conmemorativas, eventos importantes, todo esto puede llevar al niño a cuestionar la ausencia del padre. Y situaciones como esta nunca son fáciles para nadie, especialmente si hay dolor y dolor en la relación que existía entre los padres.

También necesitan saber cómo lidiar con la presencia del padre.

No solo la ausencia, sino la presencia, incluso ocasional, del padre puede ser un problema en la vida de la madre “soltera”. Esto se debe a que las ex parejas que utilizan al niño como moneda de cambio no son raras, o que ignoran por completo las necesidades del niño y luego critican a las madres por hacer algo o por no hacerlo.

La situación de dejar que el niño vaya a la casa del padre., de vez en cuando, también puede ser más complicado de lo que parece. Si bien es positivo para la madre tener tiempo para ella, muchas veces, en estas ocasiones, la mujer se muestra aprensiva e insegura ante la ausencia del niño.

Aparte de este aspecto, también está la dolorosa tarea de tener que lidiar con alguien que alguna vez fue importante para esta mujer. A menudo, todavía hay sentimientos involucrados., esto cuando el hombre no incurre en engañar, de vez en cuando, a la madre del niño, aprovechando la “cercanía” que la relación obliga a tener.

el dolor y el deleite

Ahora, por supuesto, vamos al lado bueno, que es mucho más interesante, y debe ser siempre la prioridad a la hora de poner la situación en la balanza.

Y esto no solo es cierto para las madres “solteras”, sino para todos, independientemente de las circunstancias.

El lado bueno de ser una madre “soltera”

madre soltera negra

Son libres de educar a su manera.

Una de las principales discusiones de las parejas con hijos es precisamente la educación de los hijos. Eso es porque, a menudo, ambos provienen de orígenes muy diferentes y esto La discrepancia termina dando lugar a conflictos en la vida cotidiana..

Pues bien. Las madres solteras rara vez tienen este problema. Es por eso que el decisiones sobre lo que el niño puede y no puede hacer, y cómo se creará, serán tomados por ellos solos. Y eso puede resultar liberador, teniendo en cuenta que criar a un hijo es una de las tareas más difíciles que existen.

Tienen total independencia en su vida diaria.

De acuerdo con el artículo mencionado anteriormente, las madres que crían a sus hijos solas tienen libertad para tomar estas pequeñas decisiones del día a día, cosas comunes, que no implican enseñar las reglas morales o vivir en sociedad. Pueden, por ejemplo, optar por hacer “Movie Day” los domingos por la tarde, sin escuchar las protestas de sus maridos ansiosos por ver el campeonato de fútbol por televisión. Si quiere planificar un viaje a Bután, el país más feliz de la Tierra, puede hacerlo, siempre que tenga suficiente dinero (no es barato) y dejarle saber al padre del niño, por supuesto, si él es parte de la vida del niño.

Pueden establecer una profunda relación de amor con sus hijos.

Que quede claro, todas las madres pueden. Lo que este tema quiere mostrar es que la ausencia paterna acaba uniendo aún más a madre e hijo. Basta con mirar a los hijos de madres “solteras”, ya que suelen estar apegadas a ellas. Esto sucede porque la madre trata de suplir esta falta dando aún más cariño, más cariño y atención. Evidentemente, esto no es una regla, pero es común.. Este fortalecimiento de lazos es quizás una de las cosas más positivas de toda esta historia. solo recuerda eso el amor nunca es demasiado. Y el amor de madre, entonces, ni siquiera mencionado.

No necesitan “cuidar” de un bebé adulto

La explicación merece la pena: muchos hombres, no todos, claro, cuando se casan acaban haciendo una especie de sustitución afectiva y empiezan a tratar a las mujeres con sus “nuevas” madres. Esto significa que les exigirá cuidados y cariño y esto puede resultar bastante agotador, especialmente para quienes tienen un bebé real (no simbólico) en casa.

Las madres “solteras” no tienen que preocuparse por cuidar a sus maridos. Se las arreglan para concentrarse todo, o la mayor parte, en sus hijos. Este comunicado también es muy positivo, considerando que existen maridos que lastiman más de lo que ayudan.

Se las arreglan para construir una red de apoyo

La falta de ayuda del padre puede generar un mayor sentimiento de empatía en las personas cerca de las mujeres “solteras”. Esta no es una regla, pero sucede mucho, especialmente entre los miembros de la familia. la voluntad de ayudar, hacer algo por ellos, es algo muy positivo y puede ser un verdadero alivio para esos momentos en los que todo lo que una mujer desea es estar sola un rato. Normalmente, esto no sucede con las mujeres casadas. Porque es común que la gente piense que padre y madre son suficientes para manejar las demandas de un niño.

la vida de la madre

Evidentemente, esto es solo un resumen. La vida de mamá siempre es algo muy complicado, ya sea soltero, casado, separado o viudo. Las madres “solteras” aprenden todos los días la importancia de priorizar las cosas correctas, de que la organización se encargue de todo, de saber que el juicio de los de afuera no debe hacerlas sentir mal por sus propias historias. Las madres solteras siempre están en estrecho contacto con los dolores y las delicias de tener un hijo dependiendo enteramente de ellos. Y este desafío de toda la vida puede ser muy bueno, considerando que la felicidad no viene en manual, cada uno aprende a descubrir el suyo.

Leer más sobre maternidad y paternidad:

¿PUEDE EL HOMBRE SUFRIR DEPRESIÓN POSPARTO?

ANTES Y DESPUÉS DE LA MATERNIDAD: 10 VERDADES INMASCADAS DESPUÉS DE CONVERTIRSE EN MADRE

¿ES DIFÍCIL ESTAR EMBARAZADA? ¿QUÉ HACER EN ESTE CASO?

PATROCINIO AFECTIVO: QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA