Los beneficios de la vitamina K y qué alimentos encontrar

Nuestro organismo necesita vitaminas para el equilibrio y mantenimiento de su funcionamiento. Una de estas vitaminas es la K, una vitamina liposoluble responsable de muchos beneficios para nuestro organismo, que participa en muchos procesos metabólicos y orgánicos. Háganos saber su importancia y qué fuentes de alimento encontrarlo.

La vitamina K se encuentra fácilmente en muchos alimentos y juega un papel fundamental en la salud.

En este contenido se dará información importante sobre esta vitamina como un incentivo para mantener actualizada su ingesta de este preciado nutriente, para mantener su salud y bienestar.

Mira lo que sigue:

El descubrimiento de la vitamina K

La vitamina K fue descubierta por primera vez por el investigador Henrik Dam en 1929, quien a través del estudio y análisis encontró que el estado de hemorragia era un signo característico de una dieta libre de grasas.

En esta investigación, Henrik Dam notó que el sangrado se reducía con la ingestión de una sustancia liposoluble que llamó vitamina K o vitamina de la coagulación.

Desde entonces, la vitamina K se ha convertido en un factor antihemorrágico, con la propiedad de equilibrar los trastornos sanguíneos y detener el sangrado.

En 1939 se aisló esta vitamina y se conoció mejor su estructura química.

Tipos de vitamina K

La vitamina K se divide en 3 tipos:

Vitamina K1

Conocida como filoquinona, se encuentra naturalmente en los vegetales de hojas verdes.

La vitamina K1 va directamente al hígado, donde se metaboliza, lo que garantiza que la coagulación de la sangre se produzca de manera equilibrada y eficiente.

Vitamina K2

Conocida como menaquinona, es sintetizada por bacterias en nuestro tracto gastrointestinal.

La vitamina K2 se envía a las paredes de nuestros vasos sanguíneos, tejidos alrededor del hígado y huesos.

Vitamina K3

Se le puede llamar menadiona, se obtiene en el laboratorio, por eso es sintética y se utiliza en la elaboración de suplementos.

Consumido en dosis muy elevadas, puede resultar tóxico.

Fuentes de vitamina K: dónde se encuentra

imagina

Este nutriente se encuentra básicamente en aceites vegetales y vegetales, en mayor concentración en hojas de color verde oscuro y remolacha.

La principal fuente de vitamina K se obtiene a través de una dieta saludable, pero en ciertos casos puede ser necesaria la suplementación.

Aquí hay una lista de alimentos ricos en vitamina K:

  • Repollo – 70 g contienen 145 mcg de vitamina K
  • Espinacas – 60 g contienen 96 mcg de vitamina K
  • Coles de Bruselas – 80 g contienen 450 mcg de vitamina K
  • Brócoli – 90 g contienen 250 mcg de vitamina K
  • Coliflor – 50 g contienen 150 mcg de vitamina K
  • Lechuga – 60 g contienen 120 mcg de vitamina K
  • Zanahoria – 80 g contienen 110 mcg de vitamina K
  • Pepino – 100 g contienen 76 mcg de vitamina K

Otros alimentos que contienen vitamina K son: berros, espárragos, acelgas, repollo, rúcula, nabo, açaí, limón, plátano, kiwi, chirimoya, higo, ciruela seca, uvas, mora, aguacate, apio, albahaca, cilantro, orégano, salvia, mejorana, perejil, tomillo y aceite de oliva.

Cantidad recomendada de consumo

La pauta para la ingesta diaria de vitamina K para adultos es de hasta 25 mg y no debe ir más allá.

Las mujeres que amamantan, sin embargo, no deben consumir más de 10 mg al día.

En el caso de los niños, la pauta de consumo de vitamina K es de un microgramo por cada kilogramo de peso.

Solo un médico o profesional de la salud puede indicar la cantidad ideal para cada caso particular, para una suplementación segura.

Causas y efectos de la deficiencia de vitamina K

La vitamina K actúa para el buen funcionamiento del metabolismo del organismo, actuando junto con otros nutrientes como vitaminas, minerales, enzimas, aminoácidos, antioxidantes y bioflavonoides.

Causas: la baja cantidad de esta vitamina puede deberse a:

  • Ciertas enfermedades
  • efecto secundario de ciertos antibióticos o medicamentos anticoagulantes
  • mala alimentación
  • desnutrición
  • personas que se han sometido a una cirugía bariátrica,
  • medicamentos que dificultan que nuestro cuerpo absorba la grasa
Deficiencia: cantidades bajas de vitamina K pueden causar:

La deficiencia de vitamina K puede contribuir a la aparición de problemas en los vasos sanguíneos, como:

  • aterosclerosis,
  • enfermedad coronaria del corazón (CHD)
  • estrechamiento de los pequeños vasos sanguíneos responsables del suministro de oxígeno y sangre al corazón

A los pacientes que usan medicamentos que causan una disminución en la vitamina K generalmente se les recomienda consumir suplementos ricos en vitamina K o aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina K.

Las personas con enfermedad celíaca (intolerancia al gluten) están predispuestas a este problema, ya que la absorción de nutrientes se ve afectada debido a esta enfermedad.

Síntomas de deficiencia de vitamina K

Los efectos y síntomas que indican una deficiencia de vitamina K son los siguientes:

  • el aumento del flujo menstrual
  • sangrado de encías o nariz
  • debilidades en los vasos sanguíneos
  • aparición de hematomas en el cuerpo
  • sangre en la orina
  • dificultad para curar heridas, que sangran constantemente
  • debilitamiento de los huesos
  • anemia

Beneficios de la vitamina K

Esta vitamina participa en funciones esenciales de nuestro organismo, tales como:

  • en la transformación y uso de proteínas
  • en la coagulación de la sangre
  • en curación
  • en la reposición de nutrientes en los huesos

Estimula la coagulación de la sangre.

La vitamina K es una parte esencial del ácido glutámico, un aminoácido que integra un proceso llamado carboxilación que hace que la sangre en una herida se detenga y coagule (seque), previniendo el sangrado.

Mejora la salud ósea

Esta vitamina tiene la función de bloquear la formación de osteoclastos, que son células óseas que permiten que los minerales esenciales que nutren los huesos actúen también en otras funciones orgánicas.

Este proceso se conoce como desmineralización, si no se regula la formación de osteoclastos, los huesos pierden muchos minerales, provocando alteraciones.

En resumen, la vitamina K previene la pérdida ósea y enfermedades como la osteoporosis, ya que ayuda a fijar el calcio en ellos.

Las mujeres que padecen osteoporosis como consecuencia de la menopausia pueden recurrir a la suplementación con vitamina K con seguimiento, orientación y supervisión médica.

Beneficia la salud del corazón

La calcificación de las arterias es una de las causas del infarto.

La vitamina K transporta el calcio desde las arterias, lo que no permite que se acumule en depósitos de placa dura.

La función de la vitamina K es ayudar a prevenir el endurecimiento de las arterias al evitar que el calcio se acumule en sus revestimientos.

La salud de nuestros vasos sanguíneos depende de la vitamina K.

Los vasos sanguíneos deben tener un buen cumplimiento y elasticidad para que no se rompan con la acción de la presión arterial, y la vitamina K contribuye a esto.

Disminuye los cólicos menstruales.

Esta vitamina actúa previniendo el sangrado excesivo durante el período menstrual, que comúnmente intensifica los calambres y el dolor.

La vitamina K puede reducir los síntomas del síndrome premenstrual y su deficiencia también puede aumentar y empeorar estos síntomas.

Facilita la cicatrización de heridas

Este nutriente es responsable del proceso de transformación de las proteínas en sustancias que ayudan a la coagulación de la sangre, por lo que la vitamina K es un agente curativo natural.

Interacciones nutricionales y farmacológicas con vitamina K

El consumo excesivo de vitamina K aún puede interferir con la acción de los medicamentos anticoagulantes.

Existe la posibilidad de que la vitamina K, cuando se toma en grandes cantidades, interactúe con ciertos medicamentos anticonvulsivos.

Para que la vitamina K actúe de forma más completa y beneficiosa sobre los huesos, es necesario ingerir alimentos ricos en calcio, ya que la vitamina K contribuye a la fijación del calcio en los huesos.

Casos que requieren reemplazo o suplementación de vitamina K:

La suplementación con vitamina K apenas es necesaria, ya que hay muchos alimentos en los que se puede encontrar.

Pero hay algunos casos en los que puede ocurrir la necesidad e indicación de suplementos de vitamina K, como:

  • Para tratar la salud ósea
  • fortalecer los huesos
  • Prevenir fracturas de huesos
  • En la prevención o el tratamiento de la osteoporosis.
  • para la salud vascular
  • Como una forma de regular los niveles de calcio en huesos y arterias.
  • Deficiencia de vitamina K

ATENCIÓN: La suplementación a base de vitamina K solo se puede realizar con la guía y supervisión de un médico o nutricionista.

Contraindicaciones para la suplementación con vitamina K

Las personas con venas varicosas y trombosis que toman suplementos de vitamina K pueden tener estos problemas de salud intensificados.

Los pacientes que están usando medicamentos anticoagulantes, si toman un suplemento con vitamina K, pueden reducir los efectos de los medicamentos y reducir la efectividad del tratamiento.

La suplementación a base de vitamina K solo debe realizarse con la guía y supervisión de un médico o nutricionista.

Prevención de la deficiencia de vitamina K

Para una buena salud, la mejor indicación es una buena nutrición, por lo que es muy efectivo invertir en ella en lugar de dejar que la enfermedad se apodere de un desequilibrio nutricional y encontrarse en la necesidad de un tratamiento médico con suplementos y otros medicamentos.

La prevención de la deficiencia nutricional se basa en una dieta equilibrada, natural y saludable, de ahí la importancia de comer de forma consciente y equilibrada.

Obtenga más información sobre la comida en el menú ALIMENTACIÓN de nuestro sitio web.

Cuidemos nuestro tesoro: ¡la salud!

También te puede interesar leer:

VITAMINA A: ¿PARA QUÉ ES Y EN QUÉ ALIMENTOS PODEMOS ENCONTRARLA?

VITAMINA E: PARA QUÉ ES Y QUÉ ALIMENTOS DÓNDE ENCONTRARLO

FALTA DE VITAMINAS DEL COMPLEJO B: SÍNTOMAS Y REMEDIOS