Skip to content

Gastritis: 35 alimentos que ayudan a controlar este problema

20 Abril, 2021
Gastrite

Nuestro estómago es el órgano responsable de la digestión de los alimentos. A través de la digestión que tiene lugar en el estómago, los alimentos se procesan y se convierten en nutrientes. Algunos factores pueden afectar el buen funcionamiento del estómago que desencadena enfermedades como la gastritis. Para comprender mejor esto, veremos los siguientes temas en este contenido.

¿Qué es la gastritis?

Lo que caracteriza a la gastritis es la aparición de inflamación en el revestimiento del estómago. La gastritis puede ser aguda o crónica.

Los síntomas que pueden ocurrir debido a la gastritis son:

  • dolor de estómago y ardor;
  • náuseas
  • vómitos
  • sensación de peso y dilatación abdominal;
  • perder el apetito
  • acidez estomacal

La gastritis no tratada puede provocar hemorragias, úlceras y tumores en el estómago.

Las causas de la gastritis son:

  • nutrición inadecuada;
  • estrés
  • ansiedad
  • Infección por la bacteria Helicobacter pylori;
  • uso excesivo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos;
  • demasiado consumo de alcohol;
  • adicción al cigarrillo;
  • enfermedades graves
  • enfermedades autoinmunes;
  • radioterapia;
  • Enfermedad de Crohn.

Alimentos a evitar

gastritis 1

El consumo de ciertos tipos de alimentos causa y agrava la gastritis. Se recomienda por la salud de nuestro estómago para evitarlos. Verifique qué alimentos evitar.

  • café o bebidas con cafeína;
  • exceso de pasta y farináceo;
  • alimentos grasos
  • alimentos fritos
  • bebida alcohólica;
  • té negro;
  • refresco
  • chocolate
  • consumo abusivo de azúcar y dulces;
  • salchichas y alimentos procesados;
  • comidas muy picantes;
  • comidas picantes
  • chicle y balas;
  • leche y derivados;
  • carne y productos cárnicos.

35 alimentos que ayudan a mejorar la gastritis

Los alimentos que benefician al estómago y ayudan a prevenir e incluso curar la gastritis son:

  1. Papa dulce
  2. perejil
  3. manzanilla
  4. zanahoria
  5. soja
  6. brócoli
  7. aceite de oliva
  8. fresa
  9. menta
  10. chia
  11. naranja lima
  12. plátano
  13. manzana
  14. guayaba
  15. papaya
  16. jugo de aloe vera
  17. jugo verde (col rizada y perejil)
  18. Verduras estofadas
  19. linaza
  20. col rizada
  21. escarola
  22. lechuga
  23. berros
  24. caldo de frijol
  25. avena
  26. espárragos
  27. apio
  28. durazno
  29. jengibre
  30. azafrán
  31. manzana
  32. nueces
  33. Erva dulce
  34. coco
  35. pera

Atención a las causas psicosomáticas de gastritis

Nuestro cuerpo nos habla por los signos que nos da. Existen estudios holísticos y terapéuticos que utilizan el lenguaje corporal para comprender los desequilibrios que afectan a los humanos. A través de las partes y órganos de nuestro cuerpo, podemos distinguir cómo nuestro psicológico está afectando nuestra salud. Nuestro patrón emocional y energético desencadena mecanismos psicosomáticos que se convierten en enfermedades físicas.

En el lenguaje corporal, el estómago está asociado con nuestra capacidad de digerir experiencias. Si estamos pasando por una situación "no digerida" para nosotros, puede reflejarse en la salud de nuestro estómago, materializándose en forma de gastritis.

Cuando tenemos un buen proceso digestivo, fácilmente digerimos los desafíos de nuestra existencia y viceversa.

Lo que comemos no se trata solo de alimentos, sino también de impresiones, información de la que formamos parte, las reacciones de otras personas. Si permitimos que algo negativo entre y nos dañe, nuestros cuerpos sufrirán las consecuencias, por lo que la importancia de prestar atención a todos nuestros procesos es física o psicológica.

Cuidemos lo que entra en nuestra boca y mente.

  • GASTRITO PSICOSOMÁTICO: LA QUEMADURA QUE HAY EN EL INTERIOR Y HABLA DE TI

El mejor tratamiento de salud es la prevención.

Para no tener que vivir con malestar, tomar medicamentos y hacerse exámenes evasivos, la mejor manera es cuidar la salud del estómago, con actitudes preventivas como:

  • Tener una dieta saludable
  • Vive de manera equilibrada;
  • Presta atención a las señales del cuerpo y cuídalas antes de que se conviertan en enfermedades.

Como hemos visto, si no tenemos criterios y ponemos todo en el estómago, comprometeremos un órgano vital responsable de la energía y la salud de nuestro cuerpo.

A través del estómago, la comida se transforma, para ser enviada y asimilada por todas las partes y órganos de nuestro cuerpo.

Tenga cuidado de no tener que ser atendido.

Comparte esta entrada:

Entradas relacionadas: