Flebitis – Síntomas, causas, remedios: cómo reconocerlo

Flebitis

Aunque los factores de riesgo más comunes están relacionados con la obesidad y el tabaquismo, sentarse en la misma posición durante mucho tiempo también puede causar flebitis. Inflamación severa que afecta las venas superficiales o profundas., la flebitis puede provocar un dolor insoportable y progresar a una embolia pulmonar. Veremos qué es la flebitis, cuáles son sus síntomas y también el tratamiento.

¿Qué es la flebitis?

Flebitis (también conocida como tromboflebitis), no es más que un inflamación que ocurre en la pared de la venahaciéndolo más fácil para acumulación de plaquetas Esta afección inflamatoria generalmente afecta las extremidades inferiores, como las piernas. También existe la posibilidad de que afecte otras partes del cuerpo, aunque esto no es muy común.

Las venas afectadas pueden ser profundas o superficiales. Cuando son superficiales, no presentan riesgos mayores, puede ser tratado fácilmente por el consejo de un médico. Sin embargo, cuando se produce inflamación en las venas profundas, tenemos la condición de trombosis venosa profunda cuyo tratamiento es urgente, ya que la enfermedad puede progresar y causar embolia pulmonar.

Síntomas de flebitis, inflamación venosa

Como a menudo cae sobre tus piernas, Es común que los síntomas más recurrentes estén precisamente en ellos.. Hay una sensación significativa de dolor, incluso en casos de flebitis superficial. Además, es común para enrojecimiento, ardor, entumecimiento de la extremidad y edema.

Los síntomas son similares en la trombosis venosa. profundo, aunque hay casos en los que el paciente no siente absolutamente nada, notando la enfermedad solo después de las pruebas de laboratorio con el análisis de un médico.

Brevemente, la flebitis puede tener los siguientes síntomas:

• Hinchazón en las piernas o extremidades afectadas.

• Entumecimiento en las extremidades afectadas.

• Sensación de calor o calor en el sitio

• Rigidez de las venas, dando la sensación de estar duro o rígido.

• Enrojecimiento en su lugar, que representa estar constantemente inflamado.

• Fiebre, comúnmente en casos más avanzados de la enfermedad, pero no solo

Causas de flebitis

El desarrollo de flebitis es a menudo más común en organismos que son propensos al desarrollo de enfermedad vascular. Por ejemplo, aquellos con venas varicosas muestran una predisposición orgánica propensa a la flebitis. Sin embargo, las causas de la flebitis pueden variar dramáticamente de persona a persona.

Comúnmente, la causa más común estará relacionada con otras dolencias que deterioran la circulación y el funcionamiento completo de las venas, como la obesidad o las cirugías que requieren ciertos medicamentos postoperatorios para el tratamiento. Además, sentarse en la misma posición durante mucho tiempo (como en un viaje en avión) también puede desencadenar flebitis.

Es cierto que todos los siguientes factores pueden ser responsables del inicio de la flebitis:

Inmovilidad por mucho tiempo, es decir, permanecer sentado (o de pie) durante mucho tiempo para impedir la circulación, como cuando se viaja en avión o en automóvil

Obesidad y sobrepeso, ya que ambos casos deterioran el flujo de las venas, obligándolas a realizar un exceso de actividad;

Inactividad física, sin ninguna práctica de ejercicio diaria o semanal, haciendo que el cuerpo funcione incorrectamente;

Venas varicosas, lo que puede significar una propensión a desarrollar flebitis o trombosis venosa profunda;

Medicinas, generalmente guiados por profesionales de la salud después de intervenciones quirúrgicas;

Embarazo, dado trauma posparto;

Fumar, ya que deteriora la circulación y también puede causar varios otros problemas cardiovasculares;

Factores hereditariosdando como resultado la caracterización de la flebitis por herencia genética.

Entonces, si nota alguno o todos los síntomas explicados anteriormente o cae en alguno de los anteriores, busque atención médica lo antes posible. La progresión de la flebitis. puede causar embolia pulmonar lo que traerá dolor en el pecho, dificultad para respirar, taquicardia y tos con sangre. Esto generalmente debe resolverse en la sala de emergencias, por lo que se necesita atención para identificar la enfermedad a tiempo.

Tratamiento de flebitis

El tratamiento de la flebitis debe ser estrictamente guiado por un médico o profesional de la salud. Como ejemplo, es común recomendar medicamentos con acción anticoagulante, como la heparina.

Cuando el dolor es insoportable para el paciente, su médico puede recomendarle el uso de calcetines a presión, para estimular la circulación en el lugar (cuando se dobla sobre las piernas) y el correcto funcionamiento de las venas.

Además, el médico también puede recomendar al paciente que use tratamientos naturales en comunión con el tratamiento propuesto por el profesional de la salud. En casos de dolor, es normal recomendar remedios antiinflamatorios naturales, como un poco de aceite esencial de caléndula para masajear el sitio.

A largo plazo, el paciente también puede hacer uso de otros derivados de la naturaleza, como el aceite de copaiba que luchará contra la inflamación pulmonar futura, previniendo la embolia pulmonar.

Sobre todo, también es importante que el paciente adopta un estilo de vida saludable. Se recomienda practicar al menos 15 minutos de ejercicio al día, preferiblemente caminar y andar en bicicleta, lo que moverá las piernas y favorecerá el funcionamiento completo de las venas. Y más allá de eso, es muy recomendable que la dieta sea natural, evitando por completo los alimentos industrializados plagados de productos químicos nocivos.

Especialmente adecuado para ti:

ARNICA: PROPIEDADES Y BENEFICIOS DE SU USO PARA NUESTRO CUERPO

DOLOR EN LAS PIERNAS: CÓMO RELIEVAR CON RECURSOS NATURALES

ERISIPELA: CONOCE 6 TRATAMIENTOS DOMÉSTICOS CONTRA LA ENFERMEDAD

Entradas relacionadas: