El gato y su maestría, con sus misterios y sabiduría

El gato es un animal que expresa misterio y sabiduría. Él, con su naturaleza y su forma de actuar, nos da verdaderas lecciones de vida.

No es de extrañar que, desde la antigüedad, se haya considerado un símbolo místico y, en varias religiones antiguas, personifique varios dioses y símbolos de la magia.

A través del aprendizaje que podemos adquirir con los coños, la escritora española Paloma Díaz-Mas extrajo del comportamiento de este felino, varias lecciones para nuestra existencia y escribió el libro “Lo que aprendemos con los gatos” (Editora Planeta).

En este artículo, discutiremos algunos aspectos de esta experiencia de aprendizaje con el maestro Gato:

  1. Lo que aprendemos de los gatos
  2. El misticismo y el misterio del gato
  3. simbología de gato

LO QUE APRENDEMOS DE LOS GATOS

gato sonríe

El significado de las cosas está en el valor que les damos

Los gatos valoran lo que tiene sentido para ellos.

Una hebra de cuerda para ellos representa horas de diversión.

¡Y donde sea que esté, va con su cuerda, de un lado a otro!

Valora mucho su hilo masticado y triturado.

Si seguimos el ejemplo del amigo felino, valoraremos la sencillez en nuestro día a día.

Vivir sin sentido, ¡no tiene sentido!

vivir con atención

Los gatos nos enseñan la importancia de estar atentos en cada situación.

Son rápidos para escapar del peligro, cuando se encuentran con lo que podría dañarlos, no siguen analizando y pensando:

¿Qué hago?

¡Simplemente actúan!

Los maestros de gatos nos enseñan a tener más actitud, ¡aunque sea para desviarnos de lo que nos hace malos!

no desperdicies energía

El gato es experto en utilizar su energía con equilibrio.

actuar como el momento

Solo reacciona cuando necesita reaccionar.

Y relájese cuando necesite relajarse.

No se preocupa por lo que tiene que hacer mañana como lo hacemos nosotros, desperdiciando nuestra energía.

Habilidad para establecerse

Los gatos meditan mejor que nosotros.

Cuando te acomodes, relájate y siéntete en paz en el rincón de tu elección, para eso no te estás obligando a relajarte, como hacemos nosotros cuando intentamos meditar.

Los gatos viven en el momento, completos y presentes.

Sea perspicaz y observador

Los gatos son astutos (tienen una agudeza de espíritu).

Antes de acercarse a alguien, o cualquier situación, observan desde la distancia y cuando ven que pueden confiar se acercan

Nosotros, por el contrario, nos engañamos con las apariencias y nos dejamos engañar por los demás.

Organización a diario

Los gatos tienen su forma de organizarse y en su día a día eso lo reflejan.

Si notan algún cambio, están alerta y encontrarán la manera de reorganizar la situación, para que se sientan seguros.

Un ejemplo de esto es el gato acostumbrado al juego de su tutor, cuando llega a casa, si un día llega y no le presta atención, se dará cuenta de que algo anda mal o que su humano no está bien!

No se calmará hasta que la situación vuelva a la normalidad.

Seguirás a tu amigo humano y maullarás detrás, hasta que captes su atención, y lo veas bien y vuelva a jugar con él.

el respeto siempre es bueno

Los gatos son serios y altivos (elevados), a diferencia del perro al que no le importa que su tutor haga ciertos juegos, como ponerle disfraces.

El gato se impone y no acepta juegos que no le gustan y se lleva la paz.

Mientras no te quites el disfraz, no se calmará, si el humano logra ponérselo, es probable que ni siquiera se vaya con tu reacción felina.

MISTICISMO Y EL MISTERIO DEL GATO

los gatos esponjan o amasan el pan 2

Los gatos son nuestros guardianes en el mundo invisible, al igual que los perros son nuestros guardianes en el mundo físico.

Los gatos tienen la capacidad de transmutar las energías negativas del entorno en el que viven y de las personas con las que viven.

Ellos ven otras dimensiones, por eso hay momentos en los que no miran nada, para nosotros que no podemos verlo puede que no sea nada, pero ellos ven lo que nosotros no vemos.

Cuando nuestro amigo felino se queda demasiado en un lugar determinado, probablemente esté notando la vibración negativa del lugar y esto es una indicación de que la energía de este entorno necesita ser mejorada.

Si la “mascota humana” del gato tiene energía negativa, el felino la siente y se acerca para desencadenar la transmutación (transformación) de esta vibración energética.

Si la cantidad de energía densa y negativa es enorme, el gato puede enfermarse.

Esto nos llama la atención de que por amor a nosotros y a nuestros animales, necesitamos cuidar nuestra energía, para que no nos enfermemos y nuestros animales cariñosos no se enfermen.

Cuanto más vivamos en armonía, mejor será nuestro entorno y nuestra energía, en consecuencia, nuestras “mascotas” (mascotas) serán más felices y saludables.

El gato como ser interdimensional (se relaciona e interactúa con las dimensiones) puede acompañarnos cuando dormimos y nos dirigimos a la quinta dimensión, el mundo de los sueños.

En estos viajes astrales, protegen nuestro cuerpo astral, y al dormir con nosotros en la habitación nos brindan protección espiritual.

Los gatos nos ayudan en nuestra evolución, transmiten información sobre nosotros a seres de dimensiones superiores en busca de ayuda y orientación.

Estos seres son maestros del amor. Un amor libre e independiente, sin apegos, respetando la individualidad y el espacio del otro, ¡porque así aman los gatos!

Hay personas que no aceptan esta forma del ser gato y lo etiquetan como frío e interesado, pero esto es solo una proyección que de repente representa la forma apegada y dependiente en la que la persona se relaciona con los demás.

Otra lección que nos enseñan los gatos es que se ganan con confianza y respeto, no chantajeándolos por su afecto.

Los gatos son muy sinceros y distantes, cuando no tienen ganas de mostrar afecto, no lo demuestran, solo se guardan para sí mismos.

Un gato, cuando aparece en nuestra vida, viene a ayudarnos, de alguna manera, si no podemos adoptarlo, devolvamos su amor, haciéndole un hogar.

La forma en que el gato reacciona a una visita en particular retrata cómo es esa persona, y el amigo felino se da cuenta.

De las personas en las que los gatos confían, se acercan, es la forma en que nuestro amigo felino nos protege y nos indica que se puede confiar en las personas.

LA SIMBOLOGÍA DEL GATO

maestría gato

Según el chamanismo, el gato, es considerado un tótem de fuerza y ​​curación, se le asocia con los siguientes aspectos:

  • misticismo;
  • protección espiritual;
  • Resiliencia;
  • fuerte imaginación;
  • agilidad;
  • precisión;
  • magnetismo;
  • sensualidad;
  • confianza en uno mismo;
  • organización;
  • libertad;
  • voluntad;
  • plenitud;
  • prudencia;
  • vitalidad;
  • visión;
  • e independencia.

Para el chamanismo, cuando una persona tiene al gato como animal de poder, tiene las mismas características que ese animal:

  • vive con la magia y disfruta del misterio y lo oculto;
  • es independiente y libre;
  • le gusta la noche, lo oculto y el misterio;
  • solo te relacionas con personas en las que confías (selectividad);
  • es reservado y tranquilo, entre otras características.

En el Antiguo Egipto, el gato simbolizaba a la diosa Bastet, comúnmente representada con el cuerpo de una mujer y la cabeza de un gato.

Según la astrología china, las personas nacidas bajo la influencia del signo del gato tienen las características de este animal:

  • Como los gatos, son personas muy independientes y actúan según sus deseos, no aceptan ser controlados.
  • Son encantadores, estratégicos, curiosos y atentos;
  • Son flexibles, como la comodidad;
  • Tienen una postura altiva y elegante, pero aprecian la sencillez;
  • Aman, sin anular su voluntad;
  • Son amables y observadores;
  • Solo reaccionan cuando es necesario;
  • Disfrutan de la soledad;
  • Les gustan los ambientes tranquilos y silenciosos.

En Alchemy, los gatos son vistos como magos debido a su poder de curación y transmutación y su capacidad para interactuar con otras dimensiones.

Los practicantes de Yoga ven a los gatos como verdaderos yoguis, pues a través de sus movimientos expresan, de manera instintiva y natural, las asanas (posiciones) de esta práctica oriental.

Esotéricamente, el gato es visto como un arquetipo de espiritualidad y magia, ya que es un animal que une la sensualidad con la espiritualidad, recordándonos que los mundos espiritual y físico no están separados, son parte de un todo.

maestría gato 2

CONCLUSIÓN

En conclusión, es importante entender que estamos rodeados de maestros que forman parte de la Naturaleza, ¡y el gato es uno de ellos!

Lea también: LAS ENSEÑANZAS Y LOS SÍMBOLOS DEL BÚHO

¡Respetemos y aprendamos de las enseñanzas dadas por este felino y por todos los demás animales!