¿Crudo o cocido? Una mini guía para consumir mejor los diferentes tipos de verduras

¿Crudo o cocido? como es mejor ¿Comemos algunas de las principales verduras que traemos a nuestras mesas? Cocinar cambiar algo vitaminas, pero hace que otras sustancias sean asimiladas más fácilmente por el cuerpo.

El sentido común sugiere comer verduras tanto crudas como cocidas, siempre que sea posible y preferiblemente de temporada, siempre variando el menú. Recordando que el cocinar reduce el contenido de ácido fólico es de vitamina C de verduras, aquí hay algunas consejos sobre el tema.

1. Zanahorias

Crudos y cocidos. Si quieres absorber mejor el betacaroteno – un precursor de la vitamina A – que se encuentra en las zanahorias, mejor cómelos cocidos y sazonados con un poco de aceite. El cuerpo asimila más fácilmente el betacaroteno después de un corto tiempo de cocción. La vitamina A, por otro lado, es liposoluble y se absorbe mejor si se acompaña de grasas buenas, como el aceite de oliva virgen extra. De todos modos, es bueno alternar el consumo de zanahorias entre crudas y cocidas, porque algunas vitaminas contienen en ellas, como vitamina C, son sensibles al calor y deteriorarse con la cocción.

2. Tomate

Crudos y cocidos. Lo mismo que ocurre con las zanahorias también se aplica a los tomates. Si el objetivo es disfrutar del licopeno contenido en tomate, lo mejor es consumirlo cocido. El licopeno es un antioxidante liberado cuando se somete a una cocción ligera. al contrario, consume tomates crudos, garantiza el aporte de vitaminas, que se deterioran con el calor. En otras palabras, coma tomates crudos y cocidos, alternando el menú.

3. Lechuga

Crudo. La lechuga generalmente se come cruda, lo cual es bueno por su alto contenido de vitamina C que se vería comprometido con la cocción. Además, la lechuga también aporta a nuestro organismo las vitaminas A y K, que son mejor absorbidas por el organismo si se consumen con un buen aceite de oliva.

4. Ajo

Crudo. El ajo contiene alicina, sustancia responsable de sus propiedades antibióticas, antivirales y antibacterianas. LA la alicina es sensible al calor, por eso es mejor consumir el ajo crudo, para que sirva como un verdadero remedio natural.

5. Rúcula

Crudo. LA Rúcula se come más a menudo crudo que cocido. Es muy rico en vitamina B y en ácido fólico, que ayudan a prevenir el envejecimiento cerebral y el deterioro cognitivo. Si no quieres que desaparezcan las preciadas sustancias que contiene la rúcula, consúmelas crudas.

6. pepino

Crudo. Parece obvio que los pepinos se deben comer crudos, pero siempre es bueno no subestimar su presencia en nuestras mesas. Los pepinos son un concentrado de agentes antioxidantes y antiinflamatorios, así como sales minerales preciosas y agua.

7. Brócoli

Crudo. La mayoría de los platos de brócoli sirven para cocinar, por lo que parece extraño considerar la idea de comerlos crudos. sin embargo, el brócoli crudo son mejor digeribles y contienen una enzima (mirosinasa) útil para limpiar el hígado, que lamentablemente llega a destruirse con la cocción. La alternativa a la ebullición ordinaria puede ser un luz humeante.

8. Espinaca

Crudos y cocidos. Cocinar espinacas te permite asimilar mejor su contenido de hierro, magnesio y calcio. La espinaca cruda, mezclada con jugo de limón, es rica en vitamina C, que facilita la absorción del hierro por parte del organismo.

9. Calabaza

Cocido. La calabaza amarilla, como las zanahorias, tiene un alto contenido de betacaroteno. Por ello, es recomendable consumirla cocida y aderezada con un poco de aceite, para facilitar la absorción de este precursor de la vitamina A. Sin embargo, nada impide comer calabaza cruda, en rodajas y marinada en aceite y limón.

10. Espárragos

Cocido. Cocinar los espárragos permite que el cuerpo asimile lo mejor antioxidantes que contienen. Son sustancias valiosas para el corazón y pueden proteger nuestras células contra el envejecimiento prematuro y las enfermedades degenerativas.

11. Pimientos rojos

Crudos y cocidos. al consumir pimientos rojos crudos no cambiaremos su contenido de vitamina C, que se reduciría considerablemente con el calor. Por otro lado, al igual que los tomates, los pimientos rojos también contienen licopeno, que se asimila mejor con la cocción.

12. Hongos

Cocido. La cocción del hongo lo hace más fácilmente biodisponible para nuestros organismos, el antioxidantes y potasio que contiene este alimento. Los hongos también son una excelente fuente de Vitaminas, minerales y fibra del complejo B vegetal.

Lea también: ¿Qué alimentos tienen más antioxidantes, crudos o cocidos?