Cómo quitar el óxido y sus manchas con recetas caseras fáciles

LA oxido puede ser de muchas formas. En los hogares, es comúnmente causado por la exposición de objetos o estructuras metálicas al agua o la humedad del aire.

Los productos que normalmente se venden como antioxidantes pueden contener sustancias potencialmente tóxicas. Antes de recurrir a soluciones más drásticas, conviene probar algunas soluciones naturales y de bajo costo.

Cómo prevenir la formación de óxido

Para evitar la oxidación es necesario resguardar los objetos metálicos de la humedad, asegurándose de que permanezcan lo más secos posible. El agua y la humedad son los principales responsables de la aparición de óxido. Cuando las piezas metálicas están expuestas a la intemperie, el viento, la lluvia, etc., como por ejemplo las cancelas, conviene intervenir previamente con soluciones antioxidantes.

Cómo quitar el óxido de las superficies metálicas

Para la aplicación de algunos de los soluciones caseras Como se describe a continuación, es útil disponer de un cepillo, esponja o cepillo especial que no ejerza una presión excesiva y no acabe dañando más las superficies. Las ligeras fricciones pueden ser suficientes, especialmente en casos menos graves. Para evitar la formación de óxido nuevo, después de la limpieza, los objetos deben limpiarse con un paño muy seco y dejar secar al aire libre.

1. Sal y jugo de limón

Espolvorea la sal sobre la superficie oxidada y exprime jugo de limón por encima hasta que todo esté bien empapado. Deje reposar los ingredientes durante dos o tres horas y luego frotar la cáscara de limón sobra para quitar el óxido.

Lea también: ECONOMÍA Y SOSTENIBILIDAD: 13 MANERAS DE USAR EL LIMÓN PARA LIMPIAR EL HOGAR

2. Vinagre y papel de aluminio

El papel de aluminio debe empaparse en vinagre de vino blanco natural y con poco uso para fregar las partes oxidadas para eliminar el óxido.

3. Bicarbonato y agua

Se debe aplicar bicarbonato de sodio a las superficies oxidadas con la ayuda de un cepillo o un cepillo de dientes humedecido con agua. Frote suavemente el bicarbonato de sodio para quitar el óxido. Otra forma es preparar un pasta de limpieza mezclando bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta que esté cremoso y aplíquelo a las superficies. Dejar actuar unas horas y retirar el exceso con una brocha.

Lea también: 50 FANTÁSTICOS USOS ALTERNATIVOS DEL BICARBONATO DE SODIO

4. Vinagre puro

Es una solución útil especialmente para pequeños objetos oxidados. Estos simplemente deben dejarse en remojo en vinagre durante la noche en un recipiente. Pasado este tiempo, lave los objetos y frótelos con un cepillo si aún quedan rastros de óxido. Recuerda lavar cada objeto y secarlo bien con un paño después de limpiarlo.

5. Patatas y repostería

Corta una papa por la mitad y vierte el bicarbonato de sodio por el interior, frotándolo sobre las superficies afectadas. Utiliza ambas mitades y corta otras patatas repitiendo la operación para seguir limpiando si el objeto es grande. Enjuague y seque.

Cómo quitar las manchas de óxido con sal y limón

Para eliminar las manchas de óxido, solo use dos ingredientes simples: sal y jugo de limón. Para poner en práctica esta sencilla solución, siga estos pasos:

1. No aplique lejía, ya que puede haber una reacción química que puede empeorar la situación y acentuar la decoloración de la superficie. Con un cepillo, frote la mancha repetidamente, tanto como sea posible, antes de pasar al tratamiento.

dos. aprieta el jugo de limón directamente sobre la mancha, hasta que esté completamente cubierto.

3. Espolvorea sal sobre la mancha de óxido. y déjalo actuar durante 24 horas para que la sal y el limón surtan efecto. De vez en cuando agregue más jugo de limón para que la sal permanezca húmeda.

4. Coloque un esponja o un paño absorbente, sin frotar, para no dañar la superficie.

5. enjuague con agua fria y secar muy bien las zonas en cuestión, para evitar la formación de nueva herrumbre.

Leer más consejos caseros:

DESCARGAR CALCETINES ES UN ARTE FÁCIL. ¡VEA AQUÍ!

AGUA OXIGENADA: TRUCOS DE LIMPIEZA

REUTILICE LOS MOLIDOS DE CAFÉ EN SU HOGAR DE 10 MANERAS DIFERENTES