Colores que facilitan el sueño y relajan el cuerpo y la mente.

Muchas personas no valoran o acaban descuidando el período de sueño debido a las prisas de la vida diaria, pero es muy importante para la salud del cuerpo y la mente. Además de la cantidad de horas que necesitamos para dormir diariamente, que varía entre 7 a 8 horas como mínimo, el entorno en el que dormimos influye mucho en la calidad de este sueño y en cómo nos despertamos al día siguiente.

Por eso, es bueno saber cuáles son las mejores condiciones para una buena noche de sueño y cómo los colores también pueden influir en este período.

apaga todas las luces

Una de las recomendaciones para una buena noche de sueño es apagar todas las luces, incluidas las de los dispositivos electrónicos que están en “stand by”, porque como suelen ser de colores, son captados por nuestra retina, incluso cuando estamos durmiendo. Esto se debe a que el cuerpo necesita un entorno completamente oscuro para producir melatonina (la hormona del sueño) y los colores influyen en la forma en que percibimos la luz y fomentan tanto la relajación como la inquietud.

La explicación de esto, según el Centro del Sueño de Endenburg en Escocia, es que las células ganglionares de la retina de los ojos forman el nervio óptico y son la única salida de información de la retina. Además, son responsables de la relación entre las horas de sueño y los colores, donde las células ganglionares transmiten información al cerebro según la interacción de la luz, provocando así cambios en el comportamiento.

La influencia de los colores

colores para dormir

Según algunos expertos, los colores del dormitorio deben ser ligeros, frescos y relajantes, ya que el cuerpo absorbe más energía mientras dormimos. Los colores oscuros, así como los dibujos y la mezcla de colores fuertes hacen que el ambiente sea más pesado y pueden perturbar el sueño, causar irritación y agitación.

Además, es importante analizar si alguno de los colores de las paredes u objetos de la habitación donde duermes te molesta de alguna forma, porque si eso pasa, lo mejor es cambiarlo pronto y no esperar alguna reforma, decoración. o algo así. Según indica el especialista, al mudarte de casa o iniciar una reforma, empieza a decorar las habitaciones.

Lo ideal es que una o más paredes del dormitorio tengan los colores indicados para ayudarte a dormir, pero si no es posible pintar las paredes, se recomienda invertir en un objeto que tenga el color específico, como una luz, lámpara, pintar, pintar o incluso hacer una meditación mentalizando el color.

También son válidos pijamas, calcetines, ropa de cama y mantas en los colores indicados.

Los colores buenos para dormir

Entre los colores más recomendados se encuentran el azul, el verde y el lila.

Descubramos más sobre cada uno de ellos:

Azul: calmante y relajante

Se recomienda para quienes tienen insomnio y problemas de sueño, ya que ayuda a eliminar el estrés del día y calmar los pensamientos, proporcionando una noche de sueño más tranquila, sin interrupciones. Este color solo no se recomienda para personas deprimidas, ya que cuando se usa continuamente tiende a empeorar la situación.

Verde: equilibrio y paz

Transmite serenidad, tranquilidad, armoniza la mente, calma el sistema nervioso central y mejora el estado de ánimo. Se recomiendan los tonos más claros que, además de tener una función antiestrés, estimulan la lectura.

Lila – espiritualidad e intuición

Transmite relajación y al ser un color derivado del violeta, se puede utilizar en tratamientos de trastornos mentales ya que estimula el área cerebral relacionada con la resolución de problemas, ayudando a equilibrar la mente y transformar obsesiones y miedos.

Otros consejos

Además de los colores recomendados para una buena noche de sueño, es importante que todo el entorno esté en armonía. Lo ideal es elegir un color predominante y luego hacer combinaciones con tonos más neutros. Los colores neutros son perfectos para integrar un ambiente a otro, así que, antes de hacer una reforma o simplemente querer cambiar los colores de las paredes, investigue un poco de antemano con un experto utilizando las paletas de colores y sus combinaciones.

Lo mismo ocurre con los objetos comprados o recibidos como regalo, si es muy diferente al resto de la habitación, puede “robar” la atención y estropear no solo el comportamiento, sino también los sentimientos y sensaciones. Lo ideal es hacer de tu habitación un lugar sagrado, limpio, luminoso y luminoso.

Lea también: LA HABITACIÓN SEGÚN FENG SHUI: ¡PRECIOSOS CONSEJOS!

Recordando que estos consejos son solo para ayudarte con tu rutina de sueño, pero si tienes un problema más grave como insomnio o trastornos del sueño, te recomendamos que busques ayuda profesional, ya que puede indicar un problema de salud más grave.

Sobre el sueño, también te puede interesar leer:

INSOMNIA: ¿CUÁNDO DORMIR MAL SE CONVIERTE EN UN PROBLEMA DE SALUD?

EL DÍA MUNDIAL DEL DORMIR, 7 CONSEJOS PARA DORMIR BIEN